Hace solo unos días, veía en Facebook un video donde aparecía un automovilista quien arrollaba de reversa a unas personas, una familia aparentemente, y después ya de frente pasaba sobre más personas quienes visiblemente indignadas e incrédulas de lo que pasaba, acudían a ayudar a los atropellados.
Hace un par de día, llegaban mediante un mensaje de WhatsApp algunas imágenes donde a otras personas ¡les habían cortado las manos!

Aparentemente por ladrones, un grupo denominado Elite Anti Ratas había hecho justicia por su propia mano.
Es curioso, que ante el primer hecho y pese a haber un video donde claramente se observa el auto que arrolla a las personas, además del testimonio de por lo menos 5 personas más además de los afectados, el gobierno aún no ha dado con el responsable.

Sin embargo, en el caso de los mutilados, quienes aparecieron sin manos en una de las colonias de la zona conurbada de Guadalajara, a un día de sucedido el hecho. El gobierno ya declaró que tenía a dos de los responsables además de una propiedad asegurada por el hecho. Ah y por supuesto, el gobierno omitió mencionar, el cartel que dejaron debajo de uno de los cuerpos de los mutilados, donde claramente se observa que la acción acreditada por el “Grupo Elite Anti Ratas”, era porque ya estaban cansados de que estas personas robaran impunemente a los vecinos. Y en su lugar, el gobierno dio como móvil que era un ajuste de cuentas del narco, que hoy se ha convertido en el costal de las excusas, y en el pretexto perfecto para decirle a la sociedad, “bueno, como fue entre la delincuencia organizada, pues no se preocupen”

Creo que ustedes se estarán preguntando lo mismo que yo… Acaso pensará el gobierno que somos tontos, ¡¡¡o que!!!!

Esto la verdad raya en lo absurdo, por parte de una autoridad que está a todas luces rebasada por una sociedad cada día más violenta y más cansada de que la impunidad en México este cada vez peor.
Injustificables a todas luces cualesquiera de los dos hechos. Por un lado, como es posible que una persona tome la decisión de arrollar de manera premeditada a por lo menos 3 personas.
Bajo qué nivel de cólera, de estrés, de drogas, de alcohol o de lo que sea puede estar una persona para tomar la decisión de arrollar con su auto a un grupo de gente, entre las que había una mujer y creo que hasta un menor.
Y, por otro lado, hasta donde ha llegado ya una sociedad cansada por tantos abusos de algún grupo de ladrones quienes hacen de las suyas en alguna colonia y que tiene “hasta la coronilla” a quienes hoy hicieron justicia por su propia mano y mutilaron a los presuntos ladrones.

Repito, injustificables ambos casos. Y tristemente, vemos esto cada día más, todos los días…

Personas que, por discutir de un auto a otro, se disparan entre sí.

Ciclistas que, por reclamar el libre derecho de tránsito en un lugar reservado para ellos, son agredidos por algún automovilista.

Peatones, que al ver invadido su espacio de libre tránsito en un “alto” pasan arriba del cofre del coche que invade este espacio.

Personas, que se golpean entre sí, por discutir cuando alguien estorba algún espacio para personas con capacidades diferentes.

Tipos que golpean a algún guardia anciano, porque este último le pide que no se estacione donde no debe.
Jóvenes que golpean a chicas, sin importar el hecho de ser mujer y peor aún, testigos que, en lugar de evitarlo, se detienen a filmar el hecho.

Padrastros que arrojan en repetidas ocasiones a bebes a una alberca hasta acabar con la vida del menor.

…y así me podría seguir todo el día, poniendo ejemplos, que seguramente tú también viste en lo que hoy es la vitrina de la decadencia que como sociedad somos, Facebook.

Triste, sí… Indignante, también… ¿Divertido??? Pues, aunque no lo creas, para muchos sí…

Pero aquí la pregunta es, ¿qué vamos a hacer al respecto? Y no me refiero al gobierno… Ellos bastante trabajo tienen con estar robando a manos llenas al país, mientras nosotros no podemos hacer nada más que esperar a las próximas elecciones para poner un freno a lo que ya no tiene vuelta atrás, pero en tanto eso sucede, ¿qué hacemos?

Hoy, no tengo una sola respuesta contundente más allá de la educación que cada uno busque inculcar en su ámbito de influencia y en sí mismo… pero si tienes alguna idea adicional, el espacio de comentarios está abierto…

Suerte, porque hoy si, por primera vez, en verdad… la necesitamos

“Suerte es lo que sucede cuando la preparación y la oportunidad se encuentran y fusionan.”
― Voltaire

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>