El día de ayer, al igual que muchos de ustedes, estuve al pendiente de lo que sucedía en nuestro país en relación a las protestas por el alza en el precio de la gasolina.

También, como quizá les sucedió a algunos de ustedes fui afectado por los bloqueos que se realizaron por los entusiastas manifestantes.

Particularmente pienso que este tema de las protestas, está siendo más de forma entusiasta que en forma estratégica, y desde mi punto de vista ya empezó a desvirtuarse el movimiento en sí, si es que este existe.
Para mí es muy válido el salir de forma organizada y pacífica a manifestarse a favor o en contra de algo o de alguien, y creo que hasta ayer eso sucedió en varias de las ciudades de nuestro México querido, sin embargo, cuando empiezas a ver imágenes de saqueos a tiendas y supermercados, como que la cosa cambia.

Y es que en ninguna imagen vi personas que salieran con bolsas de arroz, frijol, o carteras de huevo, por el contrario, vi quienes, de forma por demás grotesca, salían con pantallas planas prácticamente todos, uno que otro con algún juguete grande o algún electrodoméstico.

Como es posible que pretendamos dar una imagen de protesta justa ante un gobierno voraz, cuando se actúa de esta forma. Y es justo ahí cuando llega el fantasma de la incredibilidad que tanto nos pesa a los latinos y particularmente a los mexicanos.

¿Será una forma orquestada de parte de un grupo de bandidos bien organizados, quienes hicieron estos saqueos?
¿Será quizá algún grupo de choque dirigido desde la cúpula política del partido en el poder, para desvirtuar el movimiento ciudadano?
¿Será una sociedad en decadencia, quien se aprovechó del momento para poder llevar “agua a su molino”?

La verdad es que, en un México donde lo que reina es el descrédito y la falta de credibilidad en todos los sentidos, se nos hace complicado el identificar el trasfondo de todo esto.

Por otro lado, las manifestaciones que bloquearon caminos y carreteras, ¿a quien afectó? ¿al gobierno o los particulares? Creo que el impacto más bien fue a la ciudadanía, yo por ejemplo, ayer pase un par de horas para ir de un punto al otro de la ciudad, donde habitualmente invierto tan solo 30 minutos, y si la protesta en contra el alza de la gasolina, más bien parecía que lo que querían los manifestantes es que todos gastáramos ¡¡¡más gasolina!!!

Lo cierto para mí, es que estamos en un México necesitado de líderes, tanto sociales, como políticos e intelectuales.

Hoy tienen, en el pueblo de México, la posibilidad de encontrar gente dispuesta a salir y manifestarse y poder desde la sociedad, generar un verdadero cambio en la política de nuestro país, que en mis 45 años de vida nunca había estado más desprestigiada y también nunca había yo visto políticos más corruptos y más voraces como los que hoy gobiernan, muchos de los estados de nuestro país.

Ayer salió el Presidente, a dar “su mensaje”, un mensaje que seguramente, quienes en realidad “mueven los hilos” de este país, le dieron a leer a un personaje por demás repudiado, desprestigiado y desgastado, a quien aún le faltan dos años para terminar con uno de los peores gobiernos que esta sociedad haya padecido.

Como era de esperarse, su mensaje careció de congruencia y de impacto positivo hacia la sociedad.

Hoy México necesita de ti, más que antes, necesita mexicanos honestos, justos, trabajadores, y críticos e informados.

México, necesita que seamos responsables de nuestro futuro, necesita que hoy más que antes, estemos atentos a la verdad y unidos ante un mal gobierno que debe acabar.

No permitamos que esta generación de políticos corruptos y divos, sigan haciendo de este país, el gran botín de propios y extraños.

Estemos pendientes, que esto apenas comienza…

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>