A diferencia de otros días, la melancolía se ha apoderado de mi sentir y de mi andar el día de hoy
Desde que abrí los ojos en la mañana, he sentido ganas de llorar, ganas de desahogarme, ganas de gritar.

Te extraño y no lo puedo contener, te deseo y no lo puedo controlar, te añoro y no lo puedo evitar. Así me siento hoy.

Tengo ganas de volver a sentir tu piel, tengo ganas de volver a oler tu aroma, tengo ganas de volver a probar el dulce sabor de tus labios en los míos, tengo ganas de escucharte gozar en la intimidad.

No olvido ese dulce sabor que deja una relación sentimental y la huella de una bella dama a quien recordaré por siempre.

La idea de poder continuar nuestra historia siempre me alentó a continuar, pero la forma en la que terminó lo nuestro me hace reflexionar que fue mejor que terminará así antes de convertirnos en enemigos.

Es curioso, como cuando escribo unas cuantas líneas al respecto, mi sensación de melancolía y tristeza cambian, y me desahogo en estas líneas que me permiten gritar sin emitir un solo sonido de mi voz y me permiten llorar sin derramar una sola lágrima.

Hoy al terminar esto seré escuchado por propios y extraños quienes habrán leído esto aquí y allá, y quienes, sin conocernos, sabrán un poco, solo un poco de lo que quizá sucedió.

Y en sus cabezas se podrán imaginar cada cosa que pudo haber pasado ya que la imaginación del ser humano es algo fascinante y e ilimitado.

A ti que me lees hoy, te invito a que también escribas de vez en vez, ya que como ves… escribir, ayuda, sana y alegra el corazón.

Que tangas muy buen día!!!

 

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>